Color de tarima flotante

Como elegir el color de la tarima flotante más adecuado

Las tarimas flotantes son los pavimentos de madera que no se encuentran pegados a ningún soporte, por lo que sé son más económicos que la madera maciza, además tienen una fácil instalación a través de su sistema multicapas que suele tener una base de estabilización y una o dos capas de madera sobre esta, con una terminación de barniz que le da un toque particular.

 Para elegir el color de tu tarima flotante debes tener en cuenta algunos factores que proporcionarán un ambiente diferente, dependiendo del tono que elijas.

¿Qué debes tener en cuenta antes de elegir el color de la tarima flotante?

¡Fíjate en los tonos de tus muebles!

 Para elegir el tono de tu tarima flotante debes tener en cuenta que es preferible que exista una armonía entre los muebles y la tarima, de tal forma que si tienes muebles oscuros tu tarima debe ser de tono claro o al contrario, logrando que exista un contraste especial que termina creando un espacio en el que se conjugan ambos elementos sin perder protagonismo.

 Ten en cuenta la iluminación y el tamaño

Si tienes una habitación o estancia con poca iluminación, elige una tarima de color claro pues está aumenta la sensación de luz y hace que el lugar se vea más amplio.

Por el contrario, si la habitación tenía demasiada luz puedes contrastarla con un tono de tarima flotante medio e incluso oscuro, lo que da una sensación de intimidad bastante interesante, sobre todo si la combinas con muebles en tonos medios.

Colores de pared para tarimas flotantes

 El color de las paredes debe ser armónico

Cuando tienes paredes pintadas en tonos oscuros con una tarima de color claro reafirmar las líneas horizontales, y puedes hacer que el lugar se vea más acogedor.

Si tienes tonos claros en el piso y en la pared aportas profundidad y altura al lugar por lo que esta combinación es ideal en habitaciones estrechas.

 Muchos tonos para un mismo fin

 Si estás pensando qué las tarimas flotantes sólo vienen en tonos de madera claro y marrón te equivocas.  actualmente puedes encontrar tonos como el gris, marrón claro, negro, cerezo, chocolate y blanco que te permiten realizar una gran cantidad de combinaciones para qué es sensaciones de calidez o elegancia según lo necesites.

 Si estás buscando una sensación de distinción utiliza tonos oscuros en las tarimas especialmente en las estancias grandes pues te dará un ambiente particular, sobre todo si lo combinas con tonos claros en las paredes y uno que otro adorno dorado, esto hace que resalte la elegancia del lugar, pero sin verse demasiado recargado.

 La ventaja de los tonos claros en las tarimas es que puedes contrastarlos muy bien con colores tanto pastel como oscuros en las paredes y siempre te darán un excelente resultado.

Aplica el principio de los contrastes, ten en cuenta tu mobiliario y también el color de las paredes y disfruta de los tonos de las tarimas flotantes para dar una nueva vida a tu hogar ¡sin invertir tanto dinero!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies