¿Qué es el suelo radiante y cuál es su funcionamiento?

Los días fríos son prácticamente inevitables, y para muchos es molesto tener que usar mantas o abrigarse más para soportarlo para poder estudiar o trabajar. Sin embargo, la tecnología una vez más vino para facilitar nuestra vida, pues con la calefacción, los días de frío dentro de las casas ¡ya no son un problema!

No obstante, para muchos, comprarse un sistema de calefacción convencional resulta inviable, pues en ocasiones, estos no alcanzan a cubrir todas las zonas del hogar, lo que es particularmente molesto cuando cuentas con una casa grande. Es por esto que hoy se han creado sistemas nuevos de calefacción como es el caso del suelo radiante.

El suelo radiante es una excelente opción

Pero, ¿Qué es el suelo radiante? Es la evolución natural de un invento romano, conocido como hipocausto, en donde se colocaba una chimenea cuya llama alcanza a calentar el aire que está debajo de las baldosas, haciendo que estas se calienten hasta un punto agradable y mantengan cómodas a las personas en los días fríos.

En España y Asia también se usaba un antecesor del suelo radiante, en este caso, se utilizaba un cuarto que estaba debajo del suelo que se quería calentar, en dicho cuarto, llamado “gloria” se quemaba un combustible, como podía ser paja o sarmiento de uvas, de modo que el fuego controlado calentase el piso de arriba, creando un efecto muy parecido al del suelo radiante.

El hipocausto, sin embargo, era caro y estaba reservado para las clases más altas, situación que compartía con la “gloria” castellana. Sin embargo, la tecnología de suelo radiante, gracias a la producción en serie, es asequible para todas las personas, y se puede instalar no solamente en las baldosas de los suelos, sin también en las paredes de las casas, logrando una calefacción mucho más eficaz.

¿Cómo funciona la tecnología de suelo radiante?

Es muy sencillo, se basa en una de las leyes termodinámicas más conocidas, en donde un objeto con mucho calor, siempre le va a ceder calor al que tenga menos o al ambiente hasta que ambos tengan la misma temperatura.

En el caso del suelo radiante, se instalan tubos de plástico o multicapa, por los cuales va a circular un material a alta temperatura, que puede ser aire o agua caliente, y placas de aislamiento, de modo que el calor de los tubos se mantenga en las baldosas o en la pared que use esta innovación, y que no se pase a un piso inferior, y se garantice que la temperatura se conserva.

Para instalar tecnología de suelo radiante en un piso, se necesita, además de los tubos que cubran el área necesaria y las placas de aislamiento, se necesita aislar térmicamente la placa base del suelo radiante de los tabiques del suelo, por medio de placas de poliestireno expandido. Posteriormente, los tubos se fijan y se coloca una taca de alojamiento de colectores, la cual permite purgar el exceso de aire. En la taca también se colocan las llaves de regulación de temperatura.

Igualmente, la tecnología de suelo radiante, al estar fija y aislada en un suelo determinado, permite que controles la temperatura de un cuarto o de otro, una excelente opción es instalar el suelo radiante en tu cuarto y en la sala solamente, de este modo, podrás sorprender a tus invitados y mantenerte caliente cuando vas a dormir, sin tener que invertir mucho dinero en instalar suelos radiantes en toda la casa.

suelo radiante y cuál es su funcionamiento

Ventajas y aplicaciones de los suelos radiantes

Los suelos radiantes traen la ventaja de que pueden mantener la temperatura de un cuarto de modo que las personas se sientan cómodas mientras que están en él. Además, si tienes un bebé, no te tienes que preocupar porque toquen un radiador que pueda quemarlos, sino que el suelo se mantiene a una temperatura agradable y sin quemar a quien los pisa.

Otra ventaja que tienen los suelos radiantes es que, a diferencia de la mayoría de los sistemas de calefacción convencionales, no requieren de un consumo alto de electricidad, pues solamente la requieren para calentar el medio que usan, como el aire o el agua, en consecuencia, los suelos radiantes ahorran mucha más energía que los radiadores y los sistemas de calefacción comunes.

Además, los suelos radiantes tienen un precio aproximado de 65 euros por metro cuadrado, toda una ganga si lo que quieres es mantenerte caliente en un día frio. Aunque es un poco más caro que un radiador eléctrico convencional, representa un ahorro significativo si se le compara con el uso de estos aparatos, por lo que a largo plazo es mucho más viable un suelo radiante que un radiador.

Los suelos radiantes son muy versátiles, tanto así, que se pueden aplicar tanto en el ámbito hogareño como en el industrial y el urbano.

Por ejemplo, en Islandia, en donde hay yacimientos de aguas termales, se utiliza tecnología de suelo radiante con agua caliente en las calles, de modo que las nevadas no acaben por congelarlas, evitando el riesgo de accidentes debido a calzadas resbalosas.

En las fábricas que están en ciudades en donde el frío representa una potencial amenaza para la salud de los trabajadores, pues exponerse constantemente a bajas temperaturas puede reducir la respuesta inmune ante patógenos de algunas enfermedades respiratorias debido a la contracción de los vasos sanguíneos de la nariz, en donde se transportan los glóbulos blancos, se utilizan suelos radiantes para mantener cálidas las partes de la planta en donde haya más empleados y exposición potencial a bajas temperaturas.

En un todo, instalar suelos radiantes en tu casa o empresa es una inversión confiable y sabia, pues no solamente tendrás garantizada la calidez y la comodidad para tus seres queridos, sino que, además, gastarás mucho menos dinero en energía que el que inviertes si te compras un sistema de calefacción común.

El dinero invertido lo recuperarás rápidamente en el ahorro de la factura de energía, y disfrutarás definitivamente de un hogar cálido y seguro, pues el suelo radiante no representa ningún peligro para tu hogar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies